Vengan les cuento…

Hace unos años nos hicimos amigos de un grupo de pelaos que vivían en un hogar de Bienestar Familiar junto a nuestra casa.  Tuvimos unas guerras de agua fabulosas, partidos de pinpón, micro, películas, asados… La locura total.  Incluso, nos pedían que les lleváramos a la iglesia (evangélica) los domingos, más que todo para no quedarse aburridos en casa, y porque en la iglesia podían tomar todo el tinto que quisieran; ¡con mucha azúcar!

En la iglesia hubo familias que les acogieron y otras que no.  De las primeras, algunas les hicieron promesas que poco cumplieron.  De las que no les acogieron, algunas prefirieron cambiarse de iglesia, para que sus hijos no compartieran grupo de jóvenes con “esos niños”. 

Yo me rascaba la cabeza, porque en la biblia Dios nos pide decenas de veces que cuidemos a los huérfanos, las viudas y los extranjeros.  Dice que esa es la verdadera religión.

Luego hablé con el cura del barrio y le dije que si él los podía invitar a la iglesia los domingos, porque había algunos que no tenían autorización de ir a mi iglesia (evangélica). El cura me regañó por haber invitado a los otros sin haber preguntado si eran bautizados en la iglesia (Católica).  Después se disculpó, pero nunca invitó a los pelaos.

Yo seguía rascándome la cabeza.

A medida que crecieron, les fuimos sintiendo parte de nuestra familia: como primos y primas.  Y cuando los dos primeros se acercaron a los 18, nos enteramos del choque que les esperaba.  El sistema les egresa, que en plata blanca significa que salen a vivir una vida de adultos, pero sin las destrezas básicas para sobrevivir como tales.

Bien tercos que somos, decidimos que esta vez la iglesia sí debía hacer algo.  Y desde entonces, Fundación Comunidad Viva se ha dedicado a empoderar a iglesias locales para que sean agentes de transformación social y espiritual, sobre todo en la vida de estas juventudes que tienen mucho potencial, pero que se ven limitadas por la falta de redes de apoyo y el débil reconocimiento de sus derechos.  Entre todos podemos restaurar esos lazos, ¡tejer esperanza!

Jorge Enciso
Director Estratégico

La Familia Enciso Harder

Hemos tenido el privilegio de ver a la Fundación crecer en la medida en que nuestros hijos lo hacen. De hecho, muchos de los programas de la Fundación han empezado con uno de ellos, dándole ese carácter orgánico a nuestro trabajo. Fue en Memphis (Tennessee) donde aprendimos las dinámicas de desarrollo comunitario, pero en realidad llevamos en las venas, por tradición familiar, el amor por el trabajo con comunidades desde una perspectiva centrada en el evangelio de amor y construcción de paz.

NUESTRO EQUIPO

Ginny Harder
Ginny Harder

Directora de Procesos

Ginny vela porque la integración de el componente SALE (Social, Académico, Laboral, Emocional/Espiritual) de nuestra estrategia marche adecuadamente y se mantenga actualizado. También se encarga de implementar  el modelo de Intervención Relacional Basada en la Confianza (TBRI®, por sus siglas en inglés).

Leidy Salamanca

Asistente de Dirección de Procesos

Leidy conduce las entrevistas de ingreso de Primos & Primas a nuestro programa.  También hace seguimiento a cada proceso y delinea caminos a seguir según progresos individuales

Martha Coral

Asistente de Dirección de Procesos

Martha verifica que Primos & Primas tengan lo que necesitan a nivel de salud, vivienda, empleo, etc., mientras hacen la transición de vida institucional a vida independiente. Es el primer filtro de atención básica para pasar de vulnerabilidad a protección primaria.

Janneth Parrado

Gestora Social

Janneth detecta necesidades e idea estrategias para solventarlas, involucrando a las comunidades locales.  Dirige el Centro Comunitario de San Antonio y diseña e implementa contenidos para la formación en destrezas emocionales de Primos & Primas.

Santiago Leiva

Gestor Social

Santiago desarrolla y enseña contenidos pedagógicos para la formación en destrezas académicas de los Primos & Primas.  También acompaña procesos específicos de Primos & Primas.

Daniel Pérez

Director Ejecutivo

 Daniel conecta los múltiples frentes de la Fundación para que la máquina se mantenga aceitada.  Dirige el equipo de trabajo y supervisa nuestra efectividad misional.

Liber Alturo

Asistente de Dirección Ejecutiva

Liber supervisa la cadena de acción desde la idea hasta la puesta en práctica, pasando por la parte financiera, logística y pastoral.  Él está presente en cada engranaje.

Liber David Alturo

Auxiliar Contable

Liber David apoya la contabilidad y también participa de los espacios seguros dispuestos para brindar bienestar emocional a las juventudes en riesgo.

Betzabeth Delgado

Gestora Social

Betzabeth se encarga del día a día del Centro Comunitario, asegurándose de que sea en realidad un espacio seguro, de aprendizaje y de bienestar emocional.

Jorge Enciso

Director Estratégico

Jorge conecta la misión de la Fundación con recursos locales y foráneos que hacen posible el crecimiento de los programas.  También lidera el crecimiento sostenible de la visión.

Paola Pineda

Asistente de Dirección Estratégica

Paola escanea patrones en las vulnerabilidades de las juventudes y desarrolla herramientas para sistematización de la información y la presentación de propuestas de soluciones permanentes en el largo plazo.

Marcela Cristancho

Gestora Social

Marcela llama, coordina, inventa, conecta, programa… en fin, hace que una idea se convierta en realidad. ¡Y tenemos muchas ideas!  También acompaña procesos específicos de Primos & Primas.

Francys Sánchez

Gestora Social

Francys está a cargo de la construcción de espacios seguros en su comunidad en Maracay, Venezuela, donde también lidera una iglesia en casa. Como migrante en Bogotá, Francys aprendió el modelo de trabajo de FCV y ahora trabaja en la restauración del tejido social en su comunidad local en el estado Aragua.

Nuestra Junta Directiva

Ryan Cain, Luisa Valero, Dave Broucek, Hillary Merwin, Ken Massey, Gary Monds, Jorge Enciso

Junta Directiva